sábado, 4 de mayo de 2013

"EL HABLA TRADICIONAL DE LA OMAÑA BAJA" MARGARITA ÁLVAREZ (PALADÍN- OMAÑA-LEÓN).

"Margarita Álvarez Rodríguez presentó ayer su estudio sobre el habla tradicional de su tierra. " MAURICIO PEÑA
http://www.lacronicadeleon.es/2010/11/20/vivir/seguimos-pensando-y-expresandonos-en-leones-105192.htm



















OMAÑA Y VALLE DE SAMARIO
PUEBLOS Y DIVISIÓN DE MUNICIPIOS
 (Fuente: Diputación de León)
"El Habla tradicional de la Omaña Baja" Margarita Álvarez Rodriguez.



                                                                   




"Margarita Álvarez Rodríguez presentó ayer su estudio sobre el habla tradicional de su tierra. MAURICIO PEÑA
F. Fernández / Omaña

No nos hacemos daño, nos mancamos; no nos pillamos los dedos en las puertas sino que nos entallamos; si estornudamos decimos que esperriamos; no nos ahogamos sino que nos añusgamos; no tenemos garganta sino gañate; no somos tartamudos sino zarabetos;si tenemos mala cara decimos que estamos abufarrados; si se nos infecta una herida nos sale un teto de pus; podemos tener hartura o rugidera de tripas según hayamos comido pero si no comemos estamos esfambriados y si no tenemos apetito somos unos birrias… No cerramos la puerta la trancamos”. Y sigue y sigue. La profesora e investigadora Margarita Álvarez Rodríguez es capaz de seguir diciendo ejemplos como los anteriores hasta la extenuación, hasta que utilice las tres mil palabras que recoge en su libro ‘El habla tradicional de la Omaña Baja’ que ayer presentó en la obra cultural de Caja España en León. “No necesita mucha explicación este libro ‘El habla tradicional de la Omaña Baja’, si os digo que nací en un pequeño pueblo de Omaña. Ha visto la luz ahora pese a que empecé a hacerlo hace muchos años, en 2001. Se celebraba el Año Internacional de las Lenguas y yo me di cuenta de que había hablado una lengua distinta al castellano pero después la había abandonado, por mi propia educación en castellano. Me pareció que era entonces el momento de hacerle un homenaje a esa lengua, en la que había aprendido a hablar y a pensar”. El estudio se centra en los pueblos del ayuntamiento de Valdesamario. “No solo estudio el castellano tradicional que está a punto de perderse, sobre todo el vinculado a las faenas agrícolas, también los rasgos del leonés que se conservan en la zona y que no solo los utiliza la gente mayor, como podría pensarse”. Se trata de un estudio fonético, morfológico y sintáctico, pero, dice la autora, “creo que lo más interesante del libro es el léxico, porque es lo más rico y lo más expresivo. “Hay partes que tienen mucho que ver con las palabras agrícolas, los aperos, las fiestas… y encontramos un léxico muy expresivo, onomatopéyico. Es decir, que tenemos muchas palabras propias, que seguimos pensando y expresándonos en leonés, por eso hay una parte del libro que se llama así hablamos, así vivimos, así somos”. Y se pregunta Álvarez Rodríguez. “En este contexto cultural y lingüístico ¿hay alguien que pueda seguir entendiendo bien el significado del adjetivo castellano-leonés referido a la procedencia de alguien, a la cultura y a la lengua? Se puede entender el nombre de Castilla y León como una entidad administrativa, aunque sea artificial, referido a dos entidades históricas diferentes pero es más difícil entender el adjetivo que parece designar algocon un origen y cultura aparentemente comunes y que sin embargo es muy diverso tanto en lo geográfico, lo lingüístico o lo cultural. Somos omañeses, somos leoneses, somos españoles y queremos seguir siendo aldeanos”.
http://www.lacronicadeleon.es/2010/11/20/vivir/seguimos-pensando-y-expresandonos-en-leones-105192.htm








    Foto portada: Valle de Samario y de Omaña, con vista parcial de Paladín 

  La Garandilla" Lobo Sapiens S.L.
    "El Habla tradicional de la Omaña Baja" Margarita Álvarez Rodriguez. 2010.







"Prólogo

 Los omañeses están de enhorabuena, pues esta obra que tengo el gusto de prologar ahora les está dedicada “para que sigan transmitiendo a las nuevas generaciones todo este tesoro lingüístico”. También los dialectólogos estamos de enhorabuena, pues el estudio de Margarita Álvarez Rodríguez es el primero importante, serio y riguroso que se realiza sobre el habla de la Omaña Baja, zona que incluye los pueblos de Valdesamario, Paladín, La Utrera, Ponjos y Murias de Ponjos.

La autora recoge además las características lingüísticas de algunos pueblos de municipios colindantes: Riello, Soto y Amío y Las Omañas, entre otros. 
Hasta hoy no existía el menor trabajo dialectal sobre este rincón del noroeste de la provincia de León. Y, sin embargo, se halla situado no lejos de otras comarcas que sí han recibido una profunda atención lingüística.

Estoy pensando, en primer lugar, en los artículos ya antiguos de C. Morán sobre el concejo de La Lomba o en los de F. Rubio Álvarez, sobre el Valle Gordo; en los estudios de R. González-Quevedo sobre Palacios del Sil, así como en los poemas de su madre, Eva González; en el magnífico trabajo de M.C. Pérez Gago sobre la comarca de Luna y, sobre todo, en la proliferación de estudios sobre las comarcas de Babia y Laciana: los ya muy conocidos desde hace tiempo de Guzmán Álvarez, Melchor Rodríguez Cosmen, Julio Álvarez Rubio, o los más recientes de Ana Villar o Manuel Gancedo Fernández; los trabajos de M.T. Llamazares centrados en la toponimia de Orallo, Caboalles de Arriba y Caboalles de Abajo. Tampoco podemos olvidar las dos novelas de L.M. Díez: Relato de Babia y La fuente de la edad, cuya acción transcurre en esta zona noroccidental. 
Por lo tanto, repito: estamos de enhorabuena.

Yo puedo considerarme una privilegiada. En efecto, si bien Margarita publica su libro ahora, hace ya tiempo que va recopilando el léxico de su pueblo natal y de algunos otros pueblos limítrofes, pues en el año 2002 me entregó un pequeño vocabulario sobre Paladín y su contorno, el germen de lo que llama hoy: 
El habla tradicional de la Omaña Baja (León)
Antes de analizar con la meticulosidad propia de un dialectólogo las características lingüísticas de esta comarca, la autora hace una reseña histórica, social y geográfica de esta comarca, situada en las estribaciones de los Montes de León, en el extremo sureste de la tierra de Gistredo. Siguiendo la orientación ya clásica de la escuela de F. Krüger, “Palabras y Cosas”, Margarita se adentra en la manera de vivir de los omañeses, centrándose en los campos semánticos tradicionales: salud, vestimenta, comida, bodas, vida doméstica, casa, ciclos del año, y destaca algunas palabras ya desaparecidas o, al menos, en vías de desaparición, con sabor a antaño: andancio, amurmiado, rodao, cachaviello, miruéndanos o morondones, pregancias, aguzos, fozoria, fiacos o follacos, marallos, colubrinas, caburnios, farraspinas o falaspas, etc. En esta zona omañesa, como en la mayoría de las comarcas leonesas, todavía perviven rasgos del leonés, si bien son cada vez más escasos debido a los factores por todos conocidos: la mecanización de las labores agrícolas, la total escolarización de la población con la consecuente nivelación lingüística, el influjo de los medios de comunicación, etc.
Desde el punto de vista lingüístico el habla de esta zona se inscribe en el límite entre el leonés occidental (conservación de los diptongos decrecientes: veiga, souto, couto; conservación de la f—: feder, fediondo, ferrén, fervir, filandero, filar, filera, focico) y el leonés central (reducción de los mismos diptongos: vega, soto, coto; pérdida de la f—: hacendera, hartura, hijuela, hila, hijo, hoja, hoz). 
Se nos presentan las características lingüísticas de la zona: rasgos fonéticos, morfológicos, sintácticos y peculiaridades léxicas. Como es natural, la autora hace hincapié en la gran riqueza del vocabulario referido a las actividades agrícolas y a la cultura tradicional y completa su estudio con un vocabulario de más de 2.500 voces, 400 dichos populares o modismos, unos cuantos refranes y los topónimos más frecuentes de la región. “El recuerdo es el único paraíso del que no podemos ser expulsados”, dice J.P. Richter. Es una de las frases que Margarita ha elegido para figurar en la primera hoja de su espléndido trabajo. Pues, sí, y a este paraíso invito al lector a entrar para gozar de los últimos sabores de su tierra.

Janick Le MenUniversidad de León"  http://www.lobosapiens.net/pages/details.asp?E=148








"El Habla tradicional de la Omaña Baja" Margarita Álvarez Rodriguez.





"El Habla tradicional de la Omaña Baja" Margarita Álvarez Rodriguez.





"El Habla tradicional de la Omaña Baja"  Margarita Álvarez Rodriguez.



                                                                                                      
 

"Constancia de la situación lingüística
MARTA PRIETO SARRO MARTA PRIETO SARRO 23/01/2011
El habla tradicional
de la Omaña Baja (León)


Margarita Álvarez Rodríguez. Ed. Lobo Sapiens, León, 2010. 304 pp.

Animar al lector a recorrer el curso del río Omaña desde su nacimiento, allá por los altos de Montrondo, hasta la Peñona , por debajo de La Utrera, es animarle a un viaje de robles y abedules, de valles diminutos hendidos por arroyos y regatos, de urces y escobas que pintan la primavera de colores. Y si no fuera porque encontrar hoy gentes en muchos de los pueblos que conforman la Omaña es tarea ardua, sería un viaje de delicia para los oídos porque el habla de los omañeses ancianos, que tiene una particular entonación, suena suave y amoroso. 

Tiene, además, unas características morfosintácticas y también léxicas que son las que recoge y sistematiza Margarita Álvarez Rodríguez en El habla tradicional de la Omaña Baja (León) . La autora, nacida en Paladín, ha recopilado y analizado la evolución de los rasgos del habla omañesa «desde los años 50 del siglo pasado hasta la época actual», lo cual implica recoger «las palabras y expresiones que aún están vivas en el uso o al menos la memoria de los omañeses que siguen poblando nuestras aldeas al día de hoy». 

Por doloroso que sea para quienes tienen en Omaña sus raíces, las perspectivas de futuro son prácticamente inexistentes para la comarca y desde la constatación de esa realidad se comprende que el intento último de la autora de este excelente trabajo radique en «dejar constancia de cómo está la situación lingüística en la zona en la primera década del siglo XXI y un deseo de que sirva de fuente en que las nuevas generaciones puedan entender mejor el presente, desde el conocimiento del pasado». Lo dicho y recogido por Margarita Álvarez en este trabajo concentrado en la Omaña Baja, a la que el resto de los omañeses denominan siempre como Samario o Valdesamario, es perfectamente extrapolable al resto de la comarca con las precisiones de rigor en algunos aspectos particulares, más de la vida que de la lengua, que se recogen en el epígrafe del libro titulado

«Recorrido anual por la vida de un omañés». De todos los capítulos que componen el libro, este es, junto al glosario, los refranes y las expresiones y la toponimia, uno de los que más interés suscitan en los habitantes de la zona (es comprobación personal). La sistematización de los rasgos lingüísticos (fonéticos, morfológicos y léxicos) del dialecto leonés en el habla tradicional de la Omaña Baja, estupendamente realizada, le deja indiferentes por más que ellos digan reluz , comere , arrubiarbajemos, molín, cistierna o ferrero . Es todo un placer tener entre las manos un libro como este, con el que su autora ayudará a conservar la memoria de lo que fue (si es que, como parece, deja de ser) el habla de una tierra en la que los carros, como todos los de allí saben, no vuelcan sino que baltan ."
http://www.diariodeleon.es/noticias/afondo/constancia-de-situacion-linguistica_579555.html








                                     Foto contraportada: Rio Omaña en el Puente Colgante 
"Por los caminos de la vida he aprendido a utilizar cientos de palabras que no estaban en mi primer diccionario vital, pero ninguna de ellas ha desplazado en mi mente a aquella otra que la precedió, más bien conviven en mí armónicamente."   
"El Habla tradicional de la Omaña Baja" Margarita Álvarez Rodriguez.












Un instante de la presentación realizada en la Casa de León en Madrid.

"'El habla tradicional de la Omaña Baja'
La Casa de León en Madrid acoge la presentación del libro 'El habla tradicional de la Omaña Baja' de Margarita Álvarez Rodríguez. leonoticias.com  22/01/2011
 La Casa de León en Madrid acoge la presentación del libro 'El habla tradicional de la Omaña Baja' de Margarita Álvarez Rodríguez. La Casa de León en Madrid ha acogido la presentación del libro 'El habla tradicional de la Omaña Baja' de Margarita Álvarez Rodríguez, filóloga

 leonesa, natural de Paladín, pueblo de Omaña. La presentación madrileña contó además de  con la autora, con la presencia de José María Hidalgo, vicesecretario del Consejo Superior de la Casa de León, Francisco Cabezuelo, doctor en periodismo, y el escritor y  académico leonés José María Merino.
                                                                                          
El acto, muy emotivo, fue un éxito rotundo de público, que llenaba el salón. José María Merino glosó minuciosamente el contenido del libro y exaltó la forma en que la autora se había introducido dentro de la forma de ser de esta comarca leonesa, con  precisión, concisión y emoción, para presentar la forma de vivir y de ser de las gentes de Omaña, su paisaje y  paisanaje, a través de las palabras propias de un mundo tradicional que están a punto de desaparecer si los hablantes no deciden seguir utilizándolas  y los medios escritos no las incorporan a la lengua culta. Merino hizo una auténtica disección del libro, cuyo contenido exaltó, valorando muy especialmente la estructura de la obra y los apartados de  la misma que reflejan los rasgos sociales y antropológicos desde una perspectiva lingüística, antes de introducirse en los aspectos más filológicos  y que siguen una metodología más científica."http://www.leonoticias.com/frontend/leonoticias/El-Habla-Tradicional-De-La-Oma-ntilde-a-Baja-vn63954-vst240
















                    
                                   









 
20-11-2010 / 13:50 h EFE
Decir "estar alombrizao" para describir un aspecto físico endeble, "estar amontonao" para definir a una pareja que vive bajo el mismo techo y no está casada o "juntar los mejos" para aludir al acto sexual son expresiones recurrentes en la zona leonesa de Omaña recogidas en un libro. "El habla tradicional de la Omaña Baja", de la escritora y filóloga leonesa Margarita Álvarez (Paladín, León, 1953), recopila las características del habla de los habitantes de esta parte leonesa en el último medio siglo, a la que define como un "castellano leonesizado" o "leonés castellanizado".


La obra recoge un vocabulario de más de 2.500 palabras, unas quinientas frases populares y refranes, y hace un estudio de la toponimia más repetida en esta zona leonesa, ha explicado a Efe su autora. 
"Coger el dos", "dar una escarciana", "dar una rabiscada" o "llevar una polvorera" son expresiones típicas para indicar que alguien se va a dar un paseo, como lo es declarar que alguien "anda mal de los remos" para decir que camina con dificultad por tener las piernas mal o manifestar que una persona ha "cogido una trucha" cuando se ha mojado toda la ropa

Chuleta, níspero, galleta, tomiscón, soplamocos o mosquillón son algunos sinónimos utilizados para denominar al golpe que alguien recibe en estos pueblos , donde "decir que nones" es negar algo con rotundidad, "estar con una lundre" es estar rollizo o "hacer jurapias" es entretenerse trasvasando agua u otro líquido de un cacharro a otro o de una mano a otra.


Cuando alguien de Omaña está despistado se dice que "mira pa'las apabardas", cuando es anciano y es pesimista sobre su futuro dice que "está pa la ceba", cuando ve algo oxidado o muy sucio asegura que está "morroñoso", cuando coge a un niño en brazos lo hace "arrujas" y cuando estornuda "esperría". 
Entre los refranes que utilizan sus gentes se encuentran algunos que hacen alusión a las labores del campo, como "poda tardío y siempre temprano, y recogerás uva y grano" o "la gallina y la vaca por el pico dan la nata" para denotar la necesidad de alimentar bien a los animales si se quiere que sean productos.


Otros son reflejo del saber popular, como "si te pica un escorpión, con la pala y el azadón; si te pica una salamanquesa, con la pala y la aresta" para aludir a que la picadura de ambos animales es mortal o "vale más un dame que dos te daré" para aconsejar en que hay que aprovechar lo que se tiene seguro y desconfiar de las promesas futuras. 
"Si nos duele un dedo, el dolor procede de nuestras manos, pero si lo hace una deda, el dolor procede de un dedo del pie. Si tenemos mala cara estamos abufarraos. Si nos quejamos, damos agraídos. No nos salen ampollas, sino bojas o tortollos y si se nos infecta una herida nos sale un teto de pus", ha detallado Álvarez.


Rasgos como el conservar la "f" inicial del latín que tiene "h" en castellano (forca para referirse a la horca o felechos para denominar a los helechos), el uso del diptongo "ie" en lugar de la letra "e" sola en algunas palabras (oriégano en lugar de orégano) son propios de los pueblos de esta parte del norte de la provincia leonesa. La mecanización de las labores del campo y la escolarización de los habitantes de la Omaña baja leonesa han hecho que buena parte de estas expresiones corran riesgo de perderse, ha asegurado la autora, quien comenzó este trabajo en 2001.


Editado por Lobo Sapiens, este trabajo de 301 páginas cuenta con un prólogo de la catedrática de la Universidad de León (ULE) Janick le Men y con un epílogo del periodista Emilio Gancedo.    "http://www.abc.es/agencias/noticia.asp?noticia=597260






                     



"26 de abril de 2011
Hace unos meses fue la presentación del libro de Margarita Álvarez Rodríguez "El habla tradicional de la Omaña Baja", en estos días se ha publicado su segunda edición,  gracias por esta riqueza lingüística.  Enhorabuena Margarita, me presta un montón tenerte de nuevo por mi utopía del día a día." 
http://unmundofeliz-irma.blogspot.com.es/2011/04/2-edicion-el-habla-tradicional-de-la.html






"Agradecimientos"
 Entre otros, destacamos los siguientes. Si se nos permite...
Gracias a José María Hidalgo por su apoyo y estimulo y, sobre todo, por ejercer de leonés y de omañés por dondequiera que vea. Y gracias, de forma especial, al Instituto de Estudios Omañeses (IEO), en la persona de su presidente, Luis Arias, por su inestimable labor cultural y porque, sin su aliento y su empeño, habría sido imposible la edición de este libro. Con personas como ellos, Omaña seguirá siendo la tierra de los hombres dioses." 

 (Margarita Álvarez).









A continuacion algunos enlaces relacionados...

http://tierraalantre.wordpress.com/2010/08/24/%E2%80%98el-habla-tradicional-de-la-omana-baja%E2%80%99-hace-un-recorrido-por-el-leones-tradicional/
http://comunidadleonesaes.blogspot.com.es/2011/01/el-habla-tradicional-de-la-omana-baja.html
http://ellagodelaxana.blogspot.com.es/2010/10/el-habla-tradicional-de-la-omana-baja.html

http://cepedacepeda.blogspot.com.es/2011/01/margarita-alvarez-rodriguez-presento-el.html










viernes, 3 de mayo de 2013

RIELLO (DE OMAÑA) EN FACEBOOK - ACTUALIZADA -

Riello
(Omaña- León- España).

"En su libro Villamor de Riello, un antiguo concejo leonés en la comarca de Omaña, Chema Hidalgo relata cómo, durante el primer tercio del siglo XX, la capital del municipio conoció un fogonazo emprendedor, un dinamismo que hizo florecer la industria y el comercio y también las relaciones sociales y las manifestaciones culturales y artísticas."
Fuente: Julio  A. Rubio.
                               





                                                                     




                                                                    
                                                   






(Febrero 2011)
Las buenas noticias sobre Omaña siguen apareciendo. Una de ellas es la puesta en marcha de una página sobre Riello en facebook
Riello, nevada 2014.
Foto: Cristina de Dios
Fuente:https://www.facebook.com/riello.
deomana?fref=ts
Recomendamos desde aquí que estéis al tanto ya que será un punto de encuentro para todos los interesados en dar a conocer todo el movimiento cultural asociado a esta localidad. Riello ha sido durante los últimos cien años uno de los puntos más efervescentes de la provincia de León desde el punto de vista cultural. Con esta nueva iniciativa, apoyada por el Instituto de Estudios Omañeses  (I.E.O.), que colaborará en todo lo que pueda, esperamos que Riello vuelva a un puesto protagonista dentro del movimiento cultural leonés. Podéis visitarla en el siguiente enlace, incluimos igualmente por si fuera  de interés, desde hace unos meses, Riello,  tiene su cuenta en twitter como :
RielloLeón.  
 
https://twitter.com/RielloLeon
https://es-es.facebook.com/riello.deomana?hc_location=stream 

 









Foto: Original: Cristina de Dios, 2014.
Fuente:https://www.facebook.com/riello.
deomana?fref=ts

 







                        
                                               







Desde el puente de La Omañuela hasta el de Castro, es una de las reservas trucheras más celebradas de la provincia de León, que ya es decir. 
http://lacianababia.blogspot.com.es/2011/09/riello-viva-el-lujo-y-quien-lo-trujo.html
 







"La imagen de espadaña de Riello, con la leyenda Omaña Insumergibledio la vuelta al mundo." Foto: Julio A. Rubio.
 
http://lacianababia.blogspot.com.es/2012/08/omana-riello-canticorum-iubilo.html

















Portada programa: Ilustración: Lolo.
http://pielagsardongaranriellosamariopaladin.
blogspot.com.es/2013/06/
semanas-culturales-de-omana-actualizada.html



La Semana Cultural de Riello 
-función verano, porque los de Riello no paran nunca- homenajea  este año a los mineros del carbón tomados como muestra muy cercana de tántas áreas de actividad  con los trabajadores amenazados por la pérdida del empleo o ya sin 
él.http://lacianababia.blogspot.com.es/2012/08/omana-riello-canticorum-iubilo.html




















Don Ovi Wan y don Fulgencio el de Getino.

Durante los últimos tiempos, uno de los promotores más significados de la Semana Cultural en Riello viene siendo el párroco Ovidio Álvarez, también llamado Don Ovi Wan por asimilación a su colega Ben Kenobi, del planeta Tatooine, el más inteligente, voluntarioso y bueno de los Caballeros Jedi. Fuente: Julio Álvarez Rubio.
http://lacianababia.blogspot.com.es/2012/08/omana-riello-canticorum-iubilo.html







Don Ovidio Álvarez, párroco de Riello.
http://lacianababia.blogspot.com.es/2012/08/omana-riello-canticorum-iubilo.html






 

                                                      





                                                 





Desde estas líneas queremos expresar nuestro agradecimiento a los seguidores del presente blog. Añadir que nuestra gratitud la hacemos extensiva al espacio que el Instituto de Estudios tiene desde no hace mucho tiempo, en una de las redes sociales: facebook. 

                                             
                                                              Gracias a todos. Saludos.














Muchas Gracias a Todos 

PRENSA : JULIO ÁLVAREZ RUBIO. OMAÑES AÑO 2012. (NOROESTE LEONÉS BLOG).









                                             
                                                                   








Foto: Julio Álvarez Rubio. 



                                       Nombramiento de “Omañés del Año 2012″

                                                    
                                                      Reunida la Junta Directiva del

 Instituto de Estudios Omañeses (I.E.O)



El dia.1 de Agosto de 2012 y después de diversas deliberaciones, se adoptó por unanimidad nombrar “Omañés del año 2012″.




                                                                         A


D. Julio Alvarez Rubio. Villablino (León).1949. hijo de padre asturiano de Vallao (Leitariegos) y de abuelos maternos y madre omañeses de Vegapujin (Vallegordo). Ver segundo apellido.   Por su continua atención hacia la Comarca de Omaña, en sus diversas intervenciones tanto en publicaciones escritas como audiovisuales Ingeniero Industrial, jubilado. Trabajó en Unión Fenosa. Su cometido en los últimos años, fue en la División de Generación, en Control de eficiencia y rendimientos de Centrales Térmicas. Escritor (aunque a él le guste decir artesano relator). Viajero y montañero impenitente. Excelente contador y fabulador de historias.



Queda acreditado por su interesantisma bibliografía, cuyos titulos hablan por si solos.




1. Sendas de Laciana


2. Por el Pais de las Brañas

3. Laciana. Un Otoño

4. Aventureros del tiempo

5. Babia, Laciana y Alto Luna, pueblos paisajes y paseos

6. Omaña, pueblos paisajes y paseos

7. Bierzo, Leyendas, paisajes y pueblos

8. Ancares, en coche o a pie



También autor del excelente. Blog. Noroeste leonés.



La entrega de dicho galardón se hará en el transcurso del V Omafolk que se celebrará mañana sabado, día 11 de agosto a las 19 horas en Barrio de la Puente (Vallegordo) Omaña. (León).







                                    






                           Encuentro de panderetas y naturaleza – V Omafolk 2012
                                    (Julio Álvarez Rubio, Omañés del Año 2012)




 





"ana e. méndez | león 12/08/2012


Barrio de la Puente se vistió ayer de gala para otorgar el premio al Omañés del Año. El encargado del Instituto de Estudios Omañeses, José María Hidalgo, así como el secretario de la misma institución, Luis Arias, fueron los encargados de entregar el mismo. 
El galardonado en esta ocasión fue el escritor leonés Julio Álvarez Rubio. Ingeniero técnico industrial prejubilado, con ocho libros publicados en los que se enrosca en tierras de la comarca omañesa, Rubio fue el destinatario de este premio por ser «un gran divulgador del patrimonio paisajístico y cultural de la zona», tal y como aseguraron los promotores del evento. Rubio expresó su emoción al recibir este reconocimiento, pero consideró que «no es tan merecido» y explicó que la duda que se plantea ahora es saber si puede estar a la altura de las circunstancias, ya que «ahora tengo que demostrar que lo merezco, no puedo defraudar a quienes me lo han concedido». Con la humildad por bandera, este leonés con raíces de la comarca, por parte de sus abuelos maternos, recorrió los 68 pueblos de Omaña para escribir uno de sus libros. Este es uno de los tantos hechos que demuestran que el escritor, está realmente comprometido con la difusión del patrimonio. Y no solo eso, sino que también cuenta con un blog personal de gran difusión, en el que muestra a los visitantes de la red la comarca. Por dar a conocer la provincia leonesa y en concreto, Omaña, por preocuparse y estimular el conocimiento por este lugar, y sobre todo, por difundirlo, son algunos de los motivos que propiciaron la adjudicación del premio. Un premio, para un hombre impecable." http://www.diariodeleon.es/noticias/provincia/julio-alvarez-es-omanes-del-ano-por-difusion-cultural-desde-su-blog_716063.html









Julio A. Rubio en un momento de su discurso acompañado del Omañés del Año 2011, Salvador. ROBERTO CALVO
http://www.lacronicadeleon.es/2012/08/13/vivir/lo-que-he-hecho-por-omana-es-disfrutarla-157509.htm


"OMAÑA

“Lo que he hecho por Omaña es disfrutarla”

Ingenioso y ameno discurso de Julio Álvarez Rubio al recibir el título de Omañés del Año en los actos del Omafolk
F. Fernández / Omaña
Ante todo quiero decir a los impulsores del Instituto de Estudios Omañeses (IEO) y a los proponentes de mi persona como candidata a esta distinción tan honrosa, sabrosa y halagadora que, hasta hoy, yo no he hecho por Omaña nada más que disfrutar de ella”. Esta es una de las primeras frases pronunciadas por Julio Álvarez Rubio al recibir el galardón de Omañés del Año que el sábado le entregaron dentro de los actos del Omafolk que se celebraron en Barrio de la Puente, en el Valle Gordo, lo que le permitió al galardonado iniciar su agradecimiento con la frase: “Queridos parientes -que en el Valle Gordo somos casi todos- y queridos amigos y custodios del acervo cultural y la tradición leonesa”, para recordar a continuación cómo se enteró del nombramiento. “Anteayer, bajando de los montes de La Cueta, me llegó la noticia de que podría ser distinguido hoy con el título de Omañés del Año. Púseme algo nervioso, si bien pienso que el temblor de piernas procedía en parte de la andadura por aquellos riscos donde nace el Sil, porque la armazón de uno ya va yendo vieja para esos trajines”. Así es el nuevo Omañés del Año, tan ingenioso como ameno, tan andarín como buena gente y un perfecto conocedor de aquella tierra. “He gozado de Omaña andando por todos sus montes, caminos y senderos, fantaseando -porque, como Forrest Gump, yo no sé mucho de casi nada y el que de verdad sabe de geología es Alipio García de Celis-, fantaseando, digo, con los remotos procesos geológicos, el alzamiento de estas cumbres formidables, las excavaciones ypulimentos labrados por colosales lenguas de hielo que dejaron tras de sí bellísimas lagunas y valles protectores, la tarea calmosa del tiempo que allana los pandos y las lombas como allana en nosotros la memoria. Disfruté explorando los bosques fabulosos, tratando de avizorar al urogallo o algún otro de los bichos totémicos, los últimos que se resisten a migrar definitivamente desde los abedulares y robledales de Omaña a la fronda etérea de la leyenda”. También aseguró haber disfrutado escudriñando vestigios de castros, acueductos romanos y minas de oro, curioseando cuevas o cuartines de mouros; hurgando en trazas de construcciones medievales, en conventos y tumbas de leyenda enigmática; brujuleando para conocer siempre algo más de la riquísima tradición oral de estos valles, incitando a la charla y escuchando a la gente mayor, gente sabia, cronista y narradora avezada en la práctica de los filandones; la poca gente que aquí permanece durante el invierno entumecido y triste. Disfruté de Omaña, en suma, bebiendo de sus fuentes la mejor agua del mundo. Que por algo se llama Omaña.“ Y también disfruté contándolo”. Y quienes acudieron escuchando al Omañés del Año. "
http://www.lacronicadeleon.es/2012/08/13/vivir/lo-que-he-hecho-por-omana-es-disfrutarla-157509.htm




F. Fernández / León

Si alguien que lea esta noticia —la del nombramiento de Omañés del Año para Julio A. Rubio— tiene alguna duda de su idoneidad por ser el galardonado natural de Villablino es que jamás ha escuchado a Julio, jamás ha leído sus libros o su blog y nada sabe de la bonhomía de este ingeniero industrial jubilado, andarín impenitente, escritor con gracia y tan omañés como cualquiera. El acto tendrá lugar esta tarde dentro de las actividades que el Instituto de Estudios Omañeses ha programado para celebrar una nueva edición, la quinta consecutiva, del Omafolk, que este año viaja hasta el Valle Gordo, concretamente a Barrio de la Puente, donde también se celebrará una hacendera para limpiar el río y unn homenaje a las pandereteras y pandereteros de esta tierra con la presencia de un músico muy vinculado a este tipo de celebraciones, Rodrigo Martínez, Rodri. A Julio A. Rubio, el nuevo omañés del año, ‘le nacieron’, según él mismo explica, “en Villablino porque era el punto equidistante entre Vallao y Vegapujín y porque entonces había allí carbón y trabajo. Cita estas dos localidades porque es hijo de Corsino (Vallao, Cangas del Narcea), minero, y de Maruja (Narayola y Vegapujín). Estudió en Asturias Ingeniería Técnica Industrial, “elegí esta carrera por llevar la contraria a mi abuela Domitila, que me aconsejaba estudiar letras y hacerme maestro. ¡Qué razón tenía! Lo comprendí algo tarde”. Es autor de un buen número de libros divulgativos sobre las comarcas de Babia, Omaña y Laciana, pues “siempre me gustó escribir pero no soy un escritor, que eso es algo muy serio a donde no llego. Como mucho, me considero un artesano relator con buena voluntad. (Como los que hicieron los santines de Guisatecha). Los libros que me han publicado fueron, la mayoría, encargo de la editorial y producto de tantas correrías, con la cámara en ristre, por esta parte de León”. Y de todos ellos destaca la guía de Omaña porque, después de muchísimo tiempo, “volví a su río y recorrí los montes y los pueblos unas cuantas veces, todos los senderos, cada rincón, casi puerta a puerta, disfrutando con tanta belleza”.
Más merecido imposible." http://www.lacronicadeleon.es/2012/08/11/vivir/me-nacieron-en-villablino-por-ser-lugar-equidistante-entre-vallao-y-vegapujin-157408.htm






Los ríos y las cascadas más escondidas protagonizan
muchas de las fotografías del blog. JULIO A. RUBIO


F. Fernández / Villablino

Con cinco años el niño Julio subía desde Villablino con su padre hasta el pico de Cueto Nidio a buscar genciana. Ha pasado más de medio siglo y aquel niño es Julio Álvarez Rubio, autor de varias guías sobre ‘sus comarcas’: Babia, Laciana (con el Sil) y Omaña (es el último Omañés del Año) y, sobre todo, sigue siendo el mismo andarín, capaz de subir al Cueto Nidio y a todos los                                                     
       
cuetos, que conoce como nadie.     
 Pero en 2010 decidió aparcar algo los libros y guías para viajar por Internet, creando uno de los blogs más seguidos de nuestra provincia, especialmente de los amantes de aquellas montañas. “Todo empezó como un experimento, con una preciosa fotografía de un personaje muy recordado en Laciana, Piti, una foto de adolescentes y nieve a la que acompañé de unos versos de la ‘Balada de las damas del tiempo pasado’, de Villon, y aquello fue gustando y fue creciendo”. Tanto que el blog del lacianiego (http://lacianababia.blogspot.com.es/) ya ha llegado a las 200.000 vistas en dos años y accediendo a él se comprende perfectamente pues es el fruto de las muchas facetas de este singular creador lacianiego: En este blog del noroeste está, sobre todo, el andarín (no queda rincón de aquellas comarcas que no haya recorrido) pero también el escritor de pluma ágil y muy irónica, el paisano que sabe hablar con los paisanos, un tipo culto que siempre tiene un verso de referencia tal vez como homenaje a aquella primera entrada y no se pueden dejar pasar por alto sus recomendaciones musicales o las ‘bandas sonoras’ que él le pone a sus textos. Pero el gran secreto es la fotografía, las fotografías. Un blog diferente, no piense en rutas, es otra cosa. “No me gustan esas rutas cuyos autores nos cuentan por donde van, por donde regresan, cuantos kilómetros son, la dificultad que no se como miden. Prefiero buscar la historia, hablar con la gente, retratar la belleza, acercar estas tierras, dar mis opiniones...”. Los nombres de las entradas ya son toda una sugerencia: La Cueta: el pastor viejo de Covalancha; cucos, gorriones y pardales; de Porciniero a Trobaniello (con Berceo, Bocherini y Jovellanos); la leyenda de la degollada de Palacios; las tres mártires de Montrondo; el cascarón, el largo, las cabras y la piedruca... al margen de sus impagables ‘Ocurrencias’. También hay en el blog una intención histórica y reivindicativa. “Me molestaba que se repitiera aquello de que el carbón era todo, estas tierras tienen pasado y deben tener futuro al margen de Vitorino Alonso y similares”.
No hay más que ver el blog para saber que así es."
  http://www.lacronicadeleon.es/2012/11/20/vivir/las-mil-historias-del-nino-que-iba-al-cueto-nidio-por-genciana-167108.htm











miércoles, 1 de mayo de 2013

PRENSA: SALVADOR GONZALEZ. OMAÑES AÑO 2011 (VILLANUEVA DE OMAÑA),







                                            
            http://unmundofeliz-irma.blogspot.com.es/2011/08/salvador-gonzalez-el-acordeonista- de.html







Salvador González, título en mano, entre miembros del Instituto de Estudios Omañeses ayer en Murias de Paredes. norberto  http://www.diariodeleon.es/noticias/provincia/si-alguien-toca-mejor-que-suba-_623241.html


"«Si alguien toca mejor, que suba»
Salvador González, el veterano acordeonista de Villanueva, fue ayer homenajeado por la comarca entera con el título de ‘Omañés del año’, recibido con gran orgullo
e. gancedo | león 05/08/2011

«No, hombre, no, yo no merezco todo esto», decía el día anterior Salvador González, el incansable acordeonista que durante décadas —y lo sigue haciendo, de cuando en cuando— fue el alma de todas las fiestas y romerías comarcanas interpretando cientos de veces las jotas, los bailes chanos, los valseaos, los pasodobles y los tangos solicitados por el respetable. Ayer, el numeroso público reunido en el salón del Ayuntamiento de Murias de Paredes convenció a Salvador de que sí se merecía el premio de Omañés del Año que cada año se concede dentro de las actividades culturales organizadas por el Instituto de Estudios Omañeses. 
El músico, que toda la vida se dedicó a la labranza —«la mi academia fue la cuadra», sostiene, rotundo—, se metió al público en el bolsillo desde el primer momento. «Si alguien toca mejor que yo, que suba», dijo, para diversión de todos los presentes. Una vez que el presidente del I.E.O., David Álvarez Cárcamo, le hizo entrega del título, Salvador González tocó algunas de sus canciones más características, como el baile chano típico de la zona —se lanzaron a bailarlo, de inmediato y sin dudarlo, varios de los presentes— y jotas como (la apoteosis se vivió justo en la parte en la que se dice que ‘lo mejor de España es León, y lo mejor de León, Omaña), entre otras. El teniente de alcalde de Murias, además, le colocó la insignia del Ayuntamiento. A continuación, el escritor lacianiego Julio Álvarez Rubio pronunció la conferencia , en la que defendió la necesidad de conservar no sólo las leyendas y mitos de la zona, insustituible fuente de conocimiento histórico y antropológico, sino también los nombres autóctonos de lugar, prados, cuetos, biescas, etc., «si un sitio se llama El Llao, pues que siga llamándose así», por las pistas filológicas, relacionadas con el patrimonio lingüístico leonés, y naturales, que ofrecen. Salvador González recordó cómo empezó, con 14 ó 15 años, a «salir por los pueblos» acompañado de su hermano. «Yo iba copiando de él, que sabía algo, y así íbamos aprendiendo canciones, todas de oído, yo música no estudié nunca». Lo compensó con el talento y la humanidad."
http://www.diariodeleon.es/noticias/provincia/si-alguien-toca-mejor-que-suba-_623241.html





e. gancedo | león 04/08/2011
"«Aquel alegre hilandero/ mozos y mozas reunidos/ pasando en amor sincero/ el invierno por entero/ con juegos muy divertidos./ Trabajo también rendían/ haciendo junto a las mozas,/ al tiempo que estas tejían,/ los mozos les dirigían/ ciertas frases amorosas». Salvador González, que durante décadas amenizó con su acordeón bailes y romerías de toda la comarca, recibe hoy el cariño de sus paisanos con la entrega de un título muy especial, el de Omañés del Año, que llega a sus manos en el marco de las actividades culturales organizadas por el Instituto de Estudios Omañeses. Acordeonista, pero autor también de canciones sobre temas locales y de versos como los que encabezan estas líneas, dice que aún sigue tocando todos los días en su casa de Villanueva y, a sus 79 años cumplidos, sigue juntándose de vez en cuando con pandereteras y cantores y formando fiesta y filandón. Dedicado toda la vida a la labranza («esa fue la cademia a la que asistí yo», dice), Salvador González afirma sentirse muy orgulloso con el homenaje que se le tributará hoy a las 19.00 en Murias de Paredes ?«no merezco todo eso», dice, no obstante, con modestia?, y recuerda que comenzó a los 14 años «a salir por los pueblos» acompañado de su hermano Antonio. «Yo iba copiando de él, que sabía algo, no mucho, y así íbamos aprendiendo los dos canciones, todas de oído, yo música no estudié nunca», declara González, autor de coplas relacionadas con su oficio de músico, algunas publicadas en la revista . Y así, en un principio con un pequeño acordeón diatónico y después con uno de teclas, de 32 bajos, fue ofreciendo en fiestas y celebraciones lo que más se apreciaba en aquellos años (de los 50 y 60 en adelante), esto es, «el pasodoble, el fox, el tango, el vals... lo corriente; y claro está, lo más típico de la región, la jota y el », detalla. «Como en aquellos tiempos había mucho número de gente en los pueblos, pues se llenaban las plazas de gente bailando, yo tocaba y tocaba, no sé si lo hacía bien o si escuchaban la música, el caso es que las parejas no paraban de bailar», rememora. Y eso ocurría en toda la zona: Senra, Murias, Villadepán, Vegapujín, Marzán, Sabugo, Cirujales, Vegarienza, Fasgar, el Valle Gordo... «hasta en Canales y La Magdalena toqué». Ahora percibe el cambio: «Antes, con un paisano solo bailaban todos; ahora con grandes orquestas no baila nadie».Dicen algunos que el arte de Salvador alcanza tal magnitud que, en ocasiones, tocaba tanto tiempo seguido que se quedaba dormido durante unos instantes... pero sin dejar de tocar. Tras la entrega del título, el escritor Julio Álvarez Rubio pronunciará la conferencia ." http://www.diariodeleon.es/noticias/provincia/no-se-si-toco-bien-pero-gente-baila-_622977.html






Foto:  MAURICIO PEÑA
 http://www.lacronicadeleon.es/2011/08/04/vivir/mi-academia-fue-la-cuadra-124308.htm





"GENTES DE LEÓN
“Mi academia fue la cuadra”
Este músico popular recibe hoy el homenaje de su comarca al ser nombrado Omañés 2011 por el IEO



Fulgencio F. / Villanueva
No hace falta que le insistas para que coja su vieja acordeón y empiece a mover sus dedos por las teclas. “La toco todos los días, es mi diversión”. Es Salvador González Álvarez y hoy el Instituto de Estudios Omañeses (IEO) le nombra, con muy buen criterio, Omañés 2011 en un acto que se celebra en Murias de Paredes a las siete de la tarde. ¿Quién puede merecerlo más que este acordeonista que ha amenizado todas las fiestas que durante décadas se han celebrado en aquella comarca? Salvador mira para su vieja acordeón, la misma que ha tocado toda la vida, y viaja en los recuerdos. “La tengo desde los catorce años y ya voy para los ochenta. Con ella a cuestas he ido andando por estos montes que ves hasta Tremor, que tardaba cinco horas, o hasta Murias de Ponjos, que tardaba tres, y mira que yo entonces andaba ligero. A cuantos pueblos fui que no tenían ni luz, ni agua, ni nada, pero la fiesta había que hacerla. O una despedida de soltero o una boda. Tenía que ir yo porque era el único que tocaba por toda esta comarca”.- ¿Andando? - Claro que andando, entonces no tenía ni una triste bicicleta. Después sí, ya tuve una, y más tarde una moto y hasta en coche iba a tocar en los últimos años. Aquello ya era otra cosa y, sin embargo, fue cuando se acabó todo, empezaron a aparecer los conjuntos y ya nadie se acordaba de la acordeón. “Así son las cosas. Cuando yo empecé la acordeón era lo máximo; claro, la gente estaba acostumbrada a la pandereta y una acordeón era otra cosa... Alguna vez iba con un batería, pero no me hacía falta, este instrumento llena mucho”. Pero llegaron los conjuntos y ya nadie se acordaba de las acordeones, ni de los acordeonistas... excepto honrosas excepciones, como el IEO, que ha querido homenajear a este enredabailes que “toqué en todos los pueblos y a todas las horas. Y la gente bailaba, no como ahora, que se quedan mirando para la orquesta como si estuvieran en misa. A mi no sé si me oían o no pero bailaban sin parar”. Salvador recorrió la comarca desde los 14 años hasta que dejaron de llamarlo, “hace como diez años”. Muchos años dedicados a este instrumento. “Empecé porque la tocaba mi hermano Antonio, pero pronto me dí cuenta de que se me daba mejor que a él y ya me dediqué yo a la música”. Tocaba para ensayar y para divertirse, repetía melodías hasta que le salían perfectas, una y otra vez, no había más secreto. - ¿Dónde? - En la academia... Se queda en silencio y sonríe. “Yo le digo la academia a la cuadra, allí se ensayaba bien, estaba más caliente. Tenía que atender el ganado que es de lo que vivía la familia y aprovechaba para tocar la acordeón”. Fue el acordeonista de todas las fiestas, durante muchos años, tanto que llegó a componer unas coplas que recuerdan su paso por ellas y permiten saber quién es el patrón de cada pueblo de esta comarca que hoy le homenaje." 
Fuente: http://unmundofeliz-irma.blogspot.com.es/2011/08/salvador-gonzalez-el-acordeonista-de.html


 "Un justo reconocimiento en tu tierra no viene nada mal y desde aquí quiero enviarle un cariñoso abrazo utópico a Salvador el acordeonista de Villanueva de Omaña, muy amigo de mi familia dicho sea de paso. Recuerdo cuando era niña y subíamos a Santa Bárbara (4 de diciembre) la fiesta de Villadepán, el baile lo hacían en casa de Paco y Amparo por supuesto la música corría a cuenta de Salvador. Sólo necesitaba una silla y su acordeón, de hecho se quedaba sopa y los más pequeños nos acercábamos a él para despertarlo, así como que no rompíamos un plato, tengo que reconocer que yo rompía vajillas enteras, pero él seguía tocando al mismo son que antes de dormirse, de hecho aun dormido su acordeón seguía sonando... ¡¡lo juro!!Hace unas semanas una personita muy especial de Omaña, me comentó que el Instituto de Estudios Omañeses  (IEO) iba a entregar el Premio Omañés del Año a Salvador González, me llevé una gran alegría, soy de las que piensa que las pequeñas cosinas son las que nos llenan, así que enhorabuena Salvador y me temo que vas a tener que hacer algo con esa acordeón y deleitarnos con tu música y tu buen hacer. 
A continuación os dejo un fabuloso artículo de Emilio Gancedo nada menos que del año 2003, disfrutarlo merece la pena."
http://unmundofeliz-irma.blogspot.com.es/2011/08/salvador-gonzalez-el-acordeonista-de.html